Un paseo por el Danubio

Descendientes de Atila

A Hungría se le ha atribuido un pasado relacionado con los hunos. Sin ninguna conexión entre ambos pueblos alguna minoría en el país reivindica ser descendiente del “azote de Dios”, explican que nada tienen que ver con la imagen de crueles y saqueadores que son un pueblo pacífico pero Atila es para ellos una especie de sacerdote mayor, un “ideal”. Apoyando esta teoría basta observar que el nombre de Atila es habitual en Hungría.

Colina del Castillo

Origen de Buda. Es el lugar, pese a los saqueos a que ha sido sometido, donde se encuentran los vestigios medievales de Budapest. Cumplía una misión defensiva porque la altura ofrecía protección frente a los pueblos invasores que sucesivamente han ido pasando por las llanuras del Danubio.

BASTIÓN DE LOS PESCADORES

El Bastión de los pescadores es un conjunto de torres y pasadizos, debe su nombre a que durante la Edad Media se encontraba instalada la lonja de pescado y el gremio de los pescadores a los que se les encomendó la defensa de esa parte de la muralla.

Iglesia de San Matías

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es la iglesia católica más famosa de Buda, oficialmente su nombre es el de Nuestra Señora. Construida entre los siglos XIII y XV con importantes reformas en el siglo XIX, en la actualidad predomina el estilo gótico. En la iglesia de San Matías se coronaron tres reyes húngaros, es el monumento más destacado de la ciudad antigua.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las torres y pasadizos construidos en 1905 ofrecen una función de mirador.

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde los miradores de la fortaleza se pueden obtener inmejorables panorámicas de la ciudad y siempre presente, el Danubio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Siete torres blancas de estilo neorrománico, representan las diferentes tribus magiares

Palacio Real de Buda

 

 

 

 

 

 

 

 

Dominando la Colina del Castillo se encuentra este inmenso edificio. Los orígenes se remontan al siglo XIII con lo que fue primero una fortaleza medieval, más tarde fue sustituida por otra de estilo gótico. Dentro  alberga  centros de exposición distribuidos entre las seis alas del palacio; Museo Histórico de Budapest, Galería Nacional de Hungría y la Biblioteca Nacional.

La Galería Nacional Húngara es uno de los tres grandes museos de Budapest. Uno de los tesoros que guarda son las pinturas correspondientes al gótico tardío en la Sala del Trono

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

San Andrés (Zurbarán)

Estatua de András Hadik   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Según los húngaros “el más húsar de todos los húsares”. Fue el comandante del Castillo de Buda. Acarrea una leyenda que han seguido generaciones de estudiantes húngaros por la que se dice proporciona buena  suerte subirse cerca de los cuartos traseros para tocar los testículos del caballo antes de los exámenes. Aunque yo ya también los  tengo encima, no pienso seguir la tradición…

 

Paseo del Danubio

Todos los puentes sobre el Danubio fueron destruidos por los alemanes en 1945 al abandonar la ciudad y todos fueron reconstruidos siguiendo el modelo original, excepto el puente Elizabeth que no pudo ser restaurado por los enormes daños que sufrió.

 

Puente de la Libertad

 

 

 

 

 

 

Inaugurado en 1896 por el emperador Francisco José I, diría que es el más bello de Budapest. Une el centro de Pest con el sur de Buda.

Puente de las Cadenas

 

 

 

 

 

 

Es el más famoso de todos y el símbolo de la unión de Buda y Pest, fue el primero que unió ambas ciudades. La nobleza, exenta de pagar impuestos, tenía que pagar peaje como todos los vecinos de la ciudad por atravesarlo.

Puente Elisabeth

 

 

 

 

 

 

 

 

Este puente está situado en la parte más estrecha del Danubio, lleva el nombre de la reina Isabel, emperatriz de Austria-Hungría. Al final del puente en el centro de un pequeño jardín se erige su estatua. Se construyó sobre los pilares del puente colgante construido en 1903 que había quedado prácticamente destrozado en 1944.

Estatua de la emperatriz Isabel conocida  popularmente como Sisi  y por haber sido llevado su personaje al cine. Al contrario que el “glamour” que desprende en el cine, su vida estuvo plagada de sucesos trágicos como fue el dudoso suicidio de su hijo José y el trágico final de ella misma, murió asesinada por un anarquista en la ciudad de Ginebra. Quiso tener una estrecha relación con los húngaros pero apenas residió en el país.

Parlamento

Símbolo de la independencia húngara es este enorme edificio de corte neogótico al que sirvió como modelo para su construcción el Parlamento de Londres. En su interior la Escalera de Honor es considerada como uno de los logros más brillantes de Imre Steindl, el arquitecto que encargó las pinturas de las paredes de acceso, con alegorías sobre la historia de Hungría.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Frente al Parlamento encontramos un grupo de gente que parecía rendir homenaje a este monumento con flores y recitando poemas (eso parecía), no conseguimos entender de quién se trataba, después supimos que era Jozséf Attila considerado el “gran poeta proletario” durante la etapa comunista de Hungría.

 

Mercado Central

 

 

 

 

 

 

 

El mercado es un precioso edificio de ladrillo, acero y cubierto de tejas multicolores. Fue concebido para la Exposición Universal de 1896

 

 

 

 

 

..

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Situado frente a la cúpula principal del Parlamento,  impresiona y produce congoja este sencillo monumento –zapatos-, por lo que representa. Desde este  lugar eran arrojados los judíos en parejas disparando a uno de ellos. Coincide todo el que lo ve en la sensación de que sus propietarios se están bañando y volverán en cualquier momento a recogerlos.

Basílica de San Esteban

 

 

 

 

 

 

 

 

La Basílica de San Esteban es el edificio religioso más grande de Budapest, tiene 96 metros de altura en su cúpula central, igual que la del Parlamento. Su silueta se puede ver desde todas partes de la ciudad. Preside la fachada principal los cuatro evangelistas, un relieve de San Esteban y sobre el pórtico se puede leer “Ego sum vía veritas et vida”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El interior es de planta de cruz griega.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En una pequeña capilla se venera la mano derecha momificada de San Esteban que se guarda en un relicario de oro. El Tesoro de la Basílica alberga objetos religiosos procedentes de distintas iglesias que fueron del Impero austro-húngaro.

 

 

 

 

 

 

 

 

“¿Cómo presentarías Budapest al visitante? Desde las márgenes del Danubio, por supuesto. Pero no desde lo alto del Monte Gellért, no a vista de pájaro, sino a la altura del hombre. En lo cotidiano. No como una visita panorámica, sino como un espacio vital”

Peter Lengyel. La ciudad y el tiempo

Galería

SOMOS FINALISTAS

Nuestra universidad UDIMA, va a ser premiada; estará entre las tres primeras en el apartado de los blogs, y concretamente edublog.  El premio que nos otorguen, me gustaría decir que es gracias a todos los que han contribuido a que … Sigue leyendo