Cuzco: la fusión cultural hispano-inca

Para comenzar la andadura en este blog, me gustaría compartir con todos vosotros el recuerdo entrañable de un viaje que realicé a Perú en el año 2005, y donde quede fascinado por su cultura y sus gentes. Dejando a un lado la maravilla casi sobrecogedora de Machu Picchu o la espectacularidad de las líneas de Nazca, que quizás pudieran ser motivo de otras entradas, me gustaría detenerme en una ciudad que recuerdo como uno de los lugares con más encanto del planeta: Cuzco.

Congelada en el tiempo, y sostenida por una arquitectura ecléctica que mezcla sus raíces incas y la influencia del periodo colonial que siguió a la conquista, la antigua capital del Tahuantinsuyo fue declarada en 1983 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


La ciudad se levanta en torno a la Plaza de Armas, donde destaca la Iglesia de los jesuitas, de estilo barroco, cuya construcción original comenzó en 1571 sobre los cimientos del que fue el palacio del inca Huayna Capac, y que tras el terremoto de 1650 fue reconstruida y ampliada, rivalizando desde entonces en belleza con la catedral.


Pero el gran atractivo de Cuzco es a mi juicio la estructura de las alegres calles del centro donde la parte inferior de los edificios mantiene intacta la arquitectura inca, y sobre esta base se alzan unos preciosos balcones de madera de herencia española.Entre esta simbiosis de estilos conviene destacar el templo inca del Coricancha, sobre el que se construyó en Convento de Santo Domingo respetando parte de la estructura precolombina anterior que había sido levantada por el inca Pachacutec en 1438 para conmemorar su victoria sobre los chancas.


Una recomendación que no puedo dejar de hacer en esta hermosa ciudad es la de dar un paseo por el barrio de San Blas, donde los artesanos trabajan en sus creaciones en madera con motivos religiosos y sus calles rebosan de bullicio y animación.


Es increíble como una ciudad con semejante carga de historia ha sabido envejecer cuidando un contraste de culturas único en el mundo, donde conviven en una perfecta armonía el Perú ancestral, las raíces hispanas y el barniz de su propia identidad actual. Es uno de esos rincones mágicos del mundo, donde uno se siente en paz mientras contempla delante de si la fotografía evolucionada de varios cientos de años, y la vida se paladea lentamente a golpe de mate de coca. Toda una experiencia …

Anuncios

2 comentarios el “Cuzco: la fusión cultural hispano-inca

  1. Muchas gracias, Javier, por este relato de viaje. Si ya tenía ganas de viajar a Perú, después de leerte, aún tengo más ganas… Sé que muchos de tus compañeros son unos enamorados de Perú. ¡Espero que se animen a dar sus impresiones! Hasta pronto,Diana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s